Estos son lugares donde se gestó la Independencia de México

Alguno de estos lugares, nunca imaginaron lo que pasaría y en lo importante que serían y se convertirían para México.

Ricardo Vélez  ·  1 septiembre, 2022
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Favorito
  • Mail

Muchos de los lugares donde se gestaron las batallas y decisiones más importantes para la Independencia de México, tienen funciones oficiales y civiles y que puedes ir a visitar. 

Gracias a las dimensiones y la historia que estas tienen, han evitado su desaparición y que hoy en día son ideales para el sinnúmero de comisiones que han cumplido.

A continuación te contamos cómo y qué fue de algunos de los inmuebles de la Independencia de México.

Palacio de Gobierno de Guadalajara

El 26 de noviembre de 1810 y sin hacer un solo disparo, el insurgente Miguel Hidalgo llegó a Guadalajara, donde lo recibieron como héroe.

De inmediato designó este edificio como la sede de su gobierno y en donde establecería su mando provisional. Este lugar icono se encuentra al oriente de la Catedral de Guadalajara

También descubre en México:

Pozole, el infaltable en la cena del 15 de septiembre

El edificio está ornamentado con cantera gris, coronada por un reloj de tiempos del porfiriato. En la bóveda de acceso, una inscripción habla de su ‘segunda fundación’ y consigna la fecha 1790. 

El gran patio interior está arbolado y es trazado por arcadas de medio punto en dos pisos.

Las escaleras de esta construcción cuentan con murales de José Clemente Orozco, uno de los cuales retrata a Hidalgo blandiendo una antorcha y alzando su puño al aire.

Este lugar no solo fue testigo de la Independencia de México pues en 1858, Benito Juárez, Melchor Ocampo y otros miembros de su gabinete casi pierden la vida al intentarles fusilar. 

Afortunadamente Guillermo Prieto, secretario de Hacienda les salvó la vida. El hecho se recuerda en una pequeña placa situada en el primer nivel.

Este recinto histórico, también hospeda al Museo del Palacio de Gobierno con ocho salas que muestran desde la historia de México hasta el proceso del tequila.

La Ciudadela

En 1807 la Fábrica Real de Tabacos era un proyecto del ingeniero Miguel Constanzo, quien intentaría la fabricación y distribución de este producto. Pero cuatro años después, todo cambiaría pues nadie se imaginaba lo que pasaría y lo importante que se convertiría este lugar.

En esa época, esta construcción se convirtió en una trinchera cuando la guerra independentista escalaba por toda la Nueva España.

Este lugar tiene un estilo neoclásico con rasgos totalmente mexicanos: el uso del tezontle, lo que le confiere personalidad a sus prolongadas fachadas de un solo nivel. 

La ex trinchera cuenta con cuatro patios interiores (hoy cubiertos) y una planta prácticamente simétrica, ocupa una manzana entera la cual cuenta con la Plaza Morelos.

Este espacio cuenta con una explanada arbolada que le da jerarquía y es utilizada para bailar danzón.

También descubre en México:

Roldán 37: chiles en nogada como en casa

Volviendo a la época antigua de lucha, este lugar se convirtió en cuartel durante la Guerra de Independencia por el general José María Morelos y Pavón donde posteriormente se le dio prisión antes de ser llevado a su fusilamiento en Ecatepec, en 1815.

Cual maldición se tratase, el lugar fue escenario de la denominada Decena Trágica durante la Revolución Mexicana. Aquí sucedió un combate de distracción mientras el Palacio Nacional era atacado el 9 febrero de 1913. 

Trece días después, se dio el golpe de estado en el que fue asesinado el presidente Francisco I. Madero y que dio por concluido este episodio.

Al paso de los años y de las décadas, en 1946, el lugar abrió la Biblioteca de México y fue José Vasconcelos su primer director. De igual forma, el lugar compartió el inmueble con oficinas de las Secretarías de Defensa Nacional y de Gobernación, así como con escuelas. 

En 1988 se inauguró luciendo las mejoras del arquitecto Abraham Zabludovsky y se destinó íntegramente a biblioteca, hemeroteca y centro cultural.

Casa de la Corregidora

En la impecable Plaza de Armas o de la Independencia, en Santiago de Querétaro, fue este el lugar que le dio corazón al movimiento de Independencia de México

Fue en esta residencia y despacho de Miguel Domínguez y Josefa Ortiz, corregidores de Querétaro, los que habían prestado una sala para las pláticas definitorias de la ruptura con el régimen español.

Estas conspiraciones eran disfrazadas como tertulias literarias donde se reunieron Miguel Hidalgo, Juan Aldama e Ignacio Allende y otros conspiradores.

Es aquí mismo donde la corregidora se enteró que los planes separatistas quedaban al descubierto la noche del 15 de septiembre de 1810 y que valientemente se apresuró a dar aviso a Hidalgo

También descubre en México:

Cuatro imperdibles en la CDMX para dar ‘El Grito’ este 15 de septiembre

Esta casona cuenta con tres niveles, construida en 1770 y posee un sobrio estilo. Pues no cuenta con elementos de ornamentación, salvo los básicos y convencionales de la época, como los marcos de cantera en las ventanas, las pechinas, listelos y coronamientos.

Ya en estos tiempos,  en el año de 1981, el entonces presidente de la República, José López Portillo,  inauguró el edificio para los gobernadores en turno, que a continuando casi 250 años de esta tradición.

La Alhóndiga de Granaditas

Qué podemos decir de este lugar que no te hayamos contado ya. Este lugar era nuevo al iniciarse la Guerra de Independencia de México y que había costado poco más de 207,000 reales

Este gran edificio de 75 por 68 metros servía de almacén de granos o ‘granaditas’ y cereales. 

Cuando estalló la guerra de independencia, las tropas de Hidalgo alcanzaron Guanajuato y soldados españoles y civiles se encerraron en el edificio para resistir el asalto a la ciudad. 

El lugar también es conocido porque un hombre, conocido como el ‘Pípila’, se colocó una piedra en la espalda a manera de escudo y prendió fuego al portón.

Al caer la entrada, la carnicería no se hizo esperar. El episodio pasó de lo heroico a lo aberrado y se cometieron barbaridades que el propio Hidalgo condenó. 

Tras ser fusilados los héroes patrios, el ejército realista colgó en cada una de las cuatro esquinas las cabezas de Hidalgo, Aldama, Allende y José Mariano Jiménez dentro de jaulas donde perdieron hasta 1821. Pero este acto nunca detuvo este movimiento liberal.

La Alhóndiga de Granaditas es una construcción de mampostería atribuida, masiva y cuadrangular, el cual lleva al centro un mediano patio abierto y una cornisa exterior de estilo neoclásico. 

Hoy en día, el lugar tiene placas conmemorativas colocadas en lo alto de cada arista con los nombres de los generales, mismas que todavía permanecen ahí.

También descubre en México:

Dolores Hidalgo cumple 20 años de ser nombrado Pueblo Mágico

En 1958 el lugar se convirtió en el Museo Regional de Guanajuato, el cual exhibe más de 9,000 objetos históricos, incluidos aquellos que homenajean a los caídos.

En este espacio cultural se exhibe desde los años 60 murales de José Chávez Morado, quien también fue donante de piezas de arte mesoamericano. Es uno de los sitios de reunión en el Festival Cervantino, ya que frente a él se presentan diferentes eventos culturales en cada edición.

Palacio de Iturbide

Con la Independencia de México consumada, el 27 de septiembre de 1821, Agustín de Iturbide y el Ejército Trigarante hicieron su entrada triunfal en la Ciudad de México.

Iturbide era el nuevo dueño de este inmueble que había sido terminado en 1785 y en su tiempo fue la única residencia de cuatro pisos en toda la Nueva España

En el lugar habitaban unos condes que se habían marchado hace mucho tiempo y posteriormente descendiente de estos, prestó la residencia a Iturbide. Fue ahí donde salió hacia su coronación, en mayo de 1822, pasando a la historia como el primer gobernante oficial de la nueva nación. 

Este lugar tiene un estilo singular que se basa en un barroco estilizado en cantera, que incorpora elementos alegóricos civiles y retoma el tezontle como distintivo de buen gusto.

La casa asciende al rango de Palacio, del que sería huésped por poco tiempo. Luego fue Colegio de Minería, oficinas, hotel, casa de diligencias y hasta cuartel de los franceses en la ocupación del segundo emperador, Maximiliano.

Con el tiempo, el Palacio agregaría a su linaje otro mérito: alojó el primer elevador eléctrico colocado en México (1887). 

El lugar cayó en el descuido y fue adquirido en los años 60 por el Banco Nacional de México (Banamex) y que posteriormente fue reacondicionado en 1972. 

En el 2004 dio lugar al Museo Palacio Cultural Banamex, el cual promueve las artes en general.

Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores

(Dolores Hidalgo, Guanajuato)

Este lugar fue donde Miguel Hidalgo hizo sonar la campaña la madrugada del 16 de septiembre de 1810. En la actualidad el edificio albergaba esta campana con más de 200 años de antigüedad.

Ubicado frente a la plaza principal, es considerado uno de los mejores ejemplos del barroco de finales del siglo XVIII.

El inmueble se  localiza frente a la plaza principal y sobresale por su fachada como la concha que remata al arco de acceso, así como las columnas estípites que enmarcan imágenes religiosas en sus nichos. 

En el interior se conservan dos bellos retablos, uno dedicado a la Virgen de Guadalupe y otro a San José.

Así que ya sabes, venir a ver, conocer y visitar es volver a vivir todos esos momentos que marcaron y que le dieron libertad a todos los mexicanos. Lugares que te invitan a seguir descubriendo México.

También descubre en México:

Artesanías de Chihuahua que tienes que conocer

Comentarios


Linea

 Te puede interesar