Monumento a la Revolución, un lugar para conocer y divertirse

Ven a tomar la bebida favorita de Francisco Villa y conoce un poco más de la revolución mexicana.

Ricardo Vélez  ·  24 noviembre, 2022
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Favorito
  • Mail

Anteriormente te platicamos de toda la historia y los tropiezos que tuvo el Monumento a la Revolución al intentar construirse.

Este monumento se tenía contemplado que fuera más grande que el Capitolio de Washington D. C., pero la Revolución Mexicana y sucesos trágicos mermaron su construcción. 

La obra fue retomada en el año de 1933 y gracias al arquitecto Carlos Obregón Santacilia y al ingeniero Alberto J. Pani fue concluida en 1938.

El Monumento a la Revolución consta de un elevador transparente en el centro, que lleva al mirador con una vista de 360º de la ciudad a 65.7 m de altura.

También descubrir en México:

Cuatro sitios en la CDMX para visitar en el Día Internacional de la Paz

A los pies del monumento puedes admirar la Fuente Centenario y ya en la noche puedes asombrarte de su famoso juego de luces.  

Dentro del monumento se puede transitar por las cuatro columnas por medio de escaleras de acero y pisos de cristal. 

En el lugar hay auditorios en los que se proyectan películas sobre la época revolucionaria

En la zona de exposición puedes apreciar algunas figuras de cera de Francisco Villa y Emiliano Zapata traídas desde Londres, las cuales permiten a los visitantes recrear la famosa fotografía del seis de diciembre de 1914

En la cumbre de esta edificación se localiza la linternilla, la cual está compuesta por dos cúpulas de 80 m de diámetro. 

En este espacio se lleva a cabo la actividad Amaneceres Monumentales, una de las experiencias más agradables en la que los visitantes pueden apreciar desde las alturas la salida del sol en la CDMX. 

También descubrir en México:

Monumento a la Madre, un símbolo a la que nos amó antes de conocernos 

Monumento a la Revolución, precios, horarios y más

Después del recorrido, deleita tu paladar degustando una taza de café o una malteada de fresa.

Un dato curioso del lugar, es que está bebida (malteada de fresa) era la favorita de Francisco Villa el cual la tomaba en el Adelita Café.

El Adelita Café está situado al interior del monumento cuyo diseño simula con réplicas exactas un ferrocarril de inicios del siglo XX.

El Monumento a la Revolución alberga varios eventos como Tabacalera Jazz Club, Noche de Museos y Mercado del Trueque

Por si no lo sabías, el Monumento a la Revolución se ubica en: Plaza de la República s/n, Tabacalera, Cuauhtémoc

Puedes visitar su museo de lunes a jueves con un horario de 12pm a 8pm. Viernes y sábado 12pm a 10pm y domingo 10am a 8pm. Entrada general $50. 

Así que ya sabes ven a descubrir este espacio que fusiona el pasado con el presente, para hacer mérito a su lema: 

“A la Revolución de ayer, de hoy, de mañana, de siempre”.

También descubrir en México:

Cosmovitral de Toluca, el vitral más grande del mundo

Comentarios


Linea

 Te puede interesar