¿Quién fue Juan Diego? Conoce su historia

Las apariciones de santos y vírgenes recuerdan el origen de iglesias o lugares santos. La de la Basílica de Guadalupe tiene la suya con San Juan Diego

Redacción Descubre en México  ·  12 diciembre, 2023
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Mail

San Juan Diego Cuauhtlatoatzin es el nombre del hombre a quien se le apareció la Virgen de Guadalupe en 1531 en el cerro del Tepeyac. Su historia es uno de los motivantes de la celebración más vistosa de fieles en la capital mexicana.

¿Cuándo nació y quién es Juan Diego?

De acuerdo con datos de la misma Basílica de Guadalupe, Juan Diego nació en el año 1474, en Cuautitlán, en el reino de Texcoco.

La información de su origen data de una serie de testimonios ​​recopilados en el texto eclesiástico “Informaciones Jurídicas de 1666”, el cual habla de las apariciones de la Virgen de Guadalupe.

También descubre en México:

Seis datos interesantes de la Virgen de Guadalupe

“Marcos Pacheco sintetizó la personalidad y la fama de santidad de Juan Diego: ‘Era un indio que vivía honesta y recogidamente y que era muy buen cristiano y temeroso de Dios y de su conciencia, de muy buenas costumbres y modo de proceder”, se lee sobre su personalidad.

Murió en 1548, pero su historia se quedó como una de las líneas más importantes para la tradición de los peregrinos que van a visitar a la Virgen de Guadalupe cada 12 de diciembre.

Linea

 Newsletter

Suscribirse implica aceptar los
términos y condiciones

El santo y la leyenda

Fue en mayo de 1990, que Juan Diego fue beatificado por el Papa Juan Pablo II, por lo que ahora se le conoce como San Juan Diego.

La Iglesia sostiene que en diciembre de 1531 ocurrieron las apariciones de la virgen a Juan Diego, quien por cierto dice la Basílica que fue bautizado “poco antes de los primeros misioneros franciscanos”.

La leyenda cuenta que de camino a Tlatelolco, Juan Diego escuchó cantos en lo alto del cerro del Tepeyac y al voltear vio una nube blanca que resplandecía, así como un arcoíris. Luego una voz de una mujer comenzó a decir su nombre, por lo que acudió a su llamado.

En lo alto del Tepeyac encontró a una “doncella” cuyo vestido “relucía como el Sol” quien le reveló que era la Madre de Dios, explica la Basílica. Ella le pidió a Juan Diego que ahí construyera su casa.

Pero no fue fácil porque Juan Diego debía convencer a fray Juan de Zumárraga para la construcción.

La quinta de las apariciones de la Virgen “fue ante Juan Bernardino, tío de Juan Diego, estos hechos se refieren en un relato conocido como Nican Mopohua, el documento más antiguo en el que se relatan las apariciones marianas y la petición de la virgen hacia el indígena chichimeca para solicitar al arzobispo de México, fray Juan de Zumárraga, que edificara un templo”, explica la especialista Alicia Mayer de la UNAM.

Esta tradición católica para visitar a la Virgen es una de las más populares y dominantes en el pueblo mexicano. Tal que algunos académicos la califican como parte de la identidad nacional.

¿Y cómo convenció Juan Diego a Zumárraga?

La leyenda cuenta que el obispo Juan de Zumárraga le pidió una prueba a Juan Diego. De ahí que la Virgen le indicara que recogiera flores del cerro del Tepeyac con su tilma, una prenda utilizada por los hombres indígenas, como una especie de capa.

Por fortuna encontraría flores hermosas y al llegar con Zumárraga y dejar caer las flores, la imagen de la Virgen quedaría impresa en su ropa como prueba.

Así nació no solo el templo sino el milagro de la imagen de la Virgen sobre la que se sostiene su fe, crecida poco a poco desde la conquista.

“A partir del siglo XVIII se volvió símbolo de la identidad novohispana, sobre todo encumbrada o defendida en su culto por los criollos novohispanos; es decir, los españoles nacidos en México quienes tomaron como estandarte de identidad no solo a nuestra señora de Guadalupe, sino también a otras advocaciones”, comenta Mayer.

¿Y tú ya conocías la historia de Juan Diego?

También descubre en México:

¿Cuál es el nuevo día de descanso para 2024? ¡Te decimos!

Comentarios




Linea

 Te puede interesar