La Esquina del Chilaquil y la ‘Torta-Taco’ de Don Miguel, dos manjares de ‘La Divina Gula’

Dos de las tortas más famosas en este país están aquí. Una es de chilaquiles y la otra es la torta taco, una invención que divide al mundo. Aunque intentes resistir vas a querer probar ambas, seguro que si.

JLR  ·  2 febrero, 2022
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Favorito
  • Mail

Recientemente ha salido una mini serie en Netflix llamada ‘La Divina Gula‘, y  por el nombre, ya te imaginarás de qué se trata: Comida, mucha comida

Aquí vale la pena mencionar el dedicado a la torta, manjar de manjares, pan de panes. Pero las que estás por conocer no son cualquier torta ni las vas a encontrar en cualquier lugar. Son famosas por exóticas y altamente deliciosas. 

Es la torta de chilaquiles, en la Esquina del Chilaquil, en la CDMX, y la ‘torta taco‘ de Don Miguel en Ixtapaluca, Estado de México.

Aquí, en el número 139 de Alfonso Reyes, en la Colonia Hipódromo de la alcaldía Cuauhtémoc, es donde se encuentra la mejor torta de chilaquiles que puedes encontrar. Ojo, porque aquí hasta los más negados a meter en un bolillo los chilaquiles, se doblan.

Aquí la gente se forma durante largos periodos de tiempo para hincarle el diente a este manjar hecho de chilaquiles con milanesa de pollo, de cochinita, o de pollo deshebrado. Salsa verde o salsa roja, o las dos. tu eliges.  

Para los veganos también hay opciones, la de frijol con chilaquiles.

La torta de tacos

Sin duda los tacos son una de las mejores comidas del mundo. No solo están en el gusto de los mexicanos, sino que este placer se ha extendido por todo el orbe, ganando fama y reconocimiento en cualquier lugar.

Y es que es la verdad, como los tacos de pastor, suadero, tripa o longaniza, no hay. Y si existe algo que podía necesitar para volverse más exquisito, es meterlo en un bolillo.

Esa es la torta taco de Don Miguel, en Ixtapaluca, y esta es la historia del taquero que se hizo tortero por la petición extraña de un comensal que le pidió que le echara su orden de tacos en un bolillo. 

Hizo falta que lo viera alguien comiendo su torta de tacos que pidieron una segunda, y luego una tercera, y la cuarta. Así somos. Hay que ver que hace el otro para quererlo todo igual. 

 Es así que el bolillo es un lienzo en blanco que ofrece infinidad de combinaciones esperando únicamente que la próxima genialidad sea descubierta, quizá, por ti. 

También descubre en México:

Breve historia de la cochinita pibil, manjar de la cocina yucateca

Comentarios


Linea

 Te puede interesar