El Rey del Pavo, tradición centenaria en el Centro Histórico de la CDMX

Muy cerca del Zócalo de la ciudad de México se encuentra un restaurante emblemático de la ciudad en donde tienes que venir a comer al menos una vez en la vida.

Jorge Razo  ·  8 diciembre, 2022
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Mail

Pocos restaurantes en el mundo pueden presumir tener más de cien años de historia.

El Rey del Pavo fue fundado en Noviembre de 1910 por el señor Ramón Avellana Domenjo, de nacionalidad española y de quien surgen la mayoría de las recetas base que se siguen cocinando en el establecimiento.

Algunas de sus ideas fueron hornear los pavos con carbón, el bacalao, las deliciosas sincronizadas, y el adobo.





Ubicado en calle Palma número 32, este antiguo establecimiento es parada obligada durante cualquier momento del año si tienes antojo de alguno de los tradicionales platillos de la cena de navidad.

Tanto es el amor al pavo de los chilangos que aquí se cocinan entre siete y ocho kilos de pavo diariamente, para que te des una idea de lo requerido del lugar.

Aquí los productos son frescos y se nota. El pan de las tortas es suave y esponjoso, el pavo jugosoel bacalao en su punto, sí decides ponerle guacamole es un acompañante extraordinario. Todo lo que pidas aquí te va a encantar.

Para variar la sopa de ajo es una buena opción, otras tortas que se pueden pedir también en taco son la de bacalao con aceite de oliva, la de pierna con queso, y la de chorizo especial. Todas se recomiendan con aguacate.

También descubre en México:

Breve historia de la cochinita pibil, manjar de la cocina yucateca

Historia del lugar:

Para el año de 1943, Don Carlos Moreno Labastida toma las riendas del negocio, ubicándolo en la calle de Palma No. 19, aumentando la variedad de especialidades que ya tenían.

Dicho lugar fue donde su actual propietario adquirió los conocimientos y destrezas necesarios para trabajar en el establecimiento. Años más adelante, se trasladan a la calle de Gante, cuyo local era una joya arquitectónica con techo de bóveda catalana.

En 1980, el Señor Carlos Moreno Avellana, hijo y nieto del fundador, abre el local que hoy en día conocemos y en donde probamos día con día el legado de una familia que trabaja para seguir ofreciendo solo lo mejor.

También descubre en México:

Museo de la Ciudad de México te invita a ‘Piezas para un Museo’

Horario: Lunes a Sábado 11:00 a 18:00 horas

Comentarios


Linea

 Te puede interesar