Cuatro dulces típicos que debes probar en tu visita a Tlaxcala

No hay nada como la gastronomía para adentrarte a la cultura local, así que si planeas viajar a Tlaxcala, te recomendamos algunos dulces típicos que no debes dejar pasar.

Redacción Descubre en México  ·  17 abril, 2022
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Favorito
  • Mail

Recorrer los sitios más populares no es la única actividad que debe formar parte de tu itinerario de viaje. La gastronomía local también es una alternativa para conocer más sobre tu destino.

Cada platillo habla por sí solo,y es que cada sabor, textura e ingrediente resguarda el legado histórico y cultural de la región. 

En tu visita a Tlaxcala, los dulces típicos no pueden faltar. Si aún no sabes por cuáles empezar, aquí te dejamos algunas recomendaciones básicas que debes probar. 

1)Tlaxcal

Los tlaxcales son los dulces típicos perfectos para conocer la identidad cultural y gastronómica de Tlaxcala. Este panecillo triangular, conocido también como tlaxcalli, que significa “tortilla”, comparte con el estado la herencia del náhuatl en su denominación. 

Este pan en forma triangular está hecho con masa de maíz, canela y piloncillo. Si visitas Tlaxcala, no puedes irte sin antes probar los tlaxcales, uno de los postres locales que mantiene viva la tradición prehispánica.   

2) Alegría

Las alegrías son un dulce típico mexicano que no necesita presentación. Este postre, hecho de amaranto tostado, miel de abeja y azúcar, es parte esencial de la gastronomía nacional.

Aunque su origen proviene de la época prehispánica, su nombre y apariencia actual se desarrollaron después de la colonia. 

El legado histórico de las alegrías perdura en Tlaxcala, pues en este lugar aún se conservan los procesos artesanales en la elaboración de estos dulces típicos

3) Buñuelos con requesón y miel de piloncillo

A diferencia de los tlaxcales y las alegrías, los buñuelos son parte de la herencia colonial.

Aunque en México hay diversos métodos de preparación,Tlaxcala no se queda atrás.   

La inclusión del requesón y la miel de piloncillo en esta fritura dulce es un toque que llevará las tradiciones tlaxcaltecas hasta tu paladar. Sin duda, es el postre que encontrarás en cualquier restaurante de Tlaxcala

4) Muéganos huamantlecos

Al igual que los buñuelos, los muéganos huamantlecos están hechos a partir de la receta especial de Tlaxcala, que no podrás probar en otro lugar. 

Aunque los muéganos se caracterizan por su forma redonda, gracias a los pequeños cuadritos de harina de trigo unidos con caramelo, en Tlaxcala, específicamente en Huamantla, son totalmente diferentes.  

Al ver los muéganos huamantlecos, te sorprenderá su peculiar forma rectangular y su sabor único, por el jarabe de piloncillo y canela. Además, algunos tienen obleas de colores que funcionan como una cubierta para darle una apariencia especial. 

En 2020, el Congreso de Tlaxcala nombró a este dulce típico como patrimonio cultural y gastronómico del estado, por lo que no debes perderte este postre en tu visita a la región. 

También descubre en México: Museo de Arte de Tlaxcala reabre sus puertas con expo de Frida Kahlo

Comentarios


Linea

 Te puede interesar