Hacienda de Perote, una experiencia con vino y… ¿murciélagos?

La Antigua Hacienda de Perote en Parras tiene más de 300 años de historia, tiene su propio viñedo y una cueva repleta de murciélagos.

Alba Velasco  ·  14 junio, 2023
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Mail

Parras, además de buenos vinos, tiene un tesoro histórico y natural: La Antigua Hacienda de Perote que data de la época virreinal.

Esta hacienda es definitivamente una visita obligada en tu viaje al corazón vinícola de Coahuila.

Hacienda Perote ofrece la experiencia de hospedarte en un ambiente rodeado de viñedos, nogales, barricas y murciélagos.

A cinco minutos de la entrada principal se encuentra la Cueva de los Murciélagos, se trata de una reserva ecológica ya que forma parte del equilibrio natural de la zona.

La salida de los murciélagos al atardecer es toda una experiencia. FOTO: OVC Parras.

Cada día, al atardecer, si te colocas en la entrada de la cueva o a pocos metros una nube de murciélagos pasa por encima. ¡Es toda una experiencia!

La Hacienda cuenta con habitaciones sencillas, dobles y cabañas, así como una alberca para que te refresques entre los nogales.

El restaurante tiene un aire íntimo y acogedor con un aroma amaderado que se mezcla con los alimentos y el vino.

Linea

 Newsletter

Suscribirse implica aceptar los
términos y condiciones
Al caer la tarde disfruta de una tabla de quesos y charcutería con un buen vino de la casa. FOTO: Hacienda de Perote.

Su menú es sencillo pero muy completo, hay desde desayunos tradicionales, charcutería, hamburguesas y el tradicional asado de boda.

¿Cuánto cuesta? La noche va desde los $1,800 hasta los $2,400 pesos la noche y puedes reservar directo en su página oficial.

La historia de la Hacienda de Perote

La hacienda cuenta con una alberca flanquedada por nogales. FOTO: Hacienda de Perote.

Cuentan los historiadores que en 1865 un inglés llamado Fernando Chapman compró el predio en una zona donde solía esconderse “Pedrote”.

Pedro era un indio irritila que lideraba levantamientos en la zona, por su estatura le decían “Pedrote”.

Cuando huían de la autoridad, Pedro y sus compañeros se escondían en una zona que llegó a ser conocida como los “Parajes de Pedrote”.

Chapman compró esos predios y al no poder pronunciar bien, poco a poco el nombre quedó como “Perote”.

En la hacienda se producen vinos y otros destilados que podrás degustar. FOTO: Hacienda de Perote.

Durante tu estancia en la Antigua Hacienda de Perote, además de conocer el proceso para producir vino, podrás probar otros destilados.

Así que si buscas historia, aventura, vino y relajarte esta hacienda coahuilense es una gran opción.

También descubre en México: Vinos y Dinos, la ruta para descubrir los tesoros de Coahuila

Comentarios




Linea

 Te puede interesar

Descubre en México ¿Te gustaría recibir la información al momento? No Si