Turismo espiritual en Real de Catorce, una experiencia que trasciende los sentidos | Descubre México

Turismo espiritual en Real de Catorce, una experiencia que trasciende los sentidos

Real de Catorce, enclavado en las montañas de San Luis Potosí, parece haber quedado suspendido en el tiempo, por lo que muchas de sus tradiciones, sobre todo religiosas y espirituales, perduran hasta la fecha. Por ello, además de sus atractivos históricos y culturales, este Pueblo Mágico también ofrece el llamado turismo espiritual, el cual está

JLR  ·  26 noviembre, 2021
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Favorito
  • Mail

Real de Catorce, enclavado en las montañas de San Luis Potosí, parece haber quedado suspendido en el tiempo, por lo que muchas de sus tradiciones, sobre todo religiosas y espirituales, perduran hasta la fecha.

Por ello, además de sus atractivos históricos y culturales, este Pueblo Mágico también ofrece el llamado turismo espiritual, el cual está enfocado a aquellos que buscan experiencias que trasciendan los sentidos.

Vista Real de Catorce

Además de sus viejas edificaciones que exponen su historia minera, uno de sus atractivos que entran en esta corriente es el Cerro Quemado, donde quien lo ha visitado asegura que se puede percibir una energía cósmica muy especial; este punto es donde el pueblo wixárika venera al sol.

Aquí, puedes subir a caballo a través de los cerros para llegar a un centro ceremonial de este pueblo originario, en el que además de contemplar la vastedad del paisaje y presentar tus respetos a los dioses que ahí habitan, hallarás el peyote, usado desde tiempos remotos para percibir más allá de lo que el cuerpo tiene permitido.

También descubre en México: Ven a conocer el pueblo fantasma de Real de Catorce

Los guías que te llevan por este recorrido explican que aunque este pueblo originario no vive en Real de Catorce, eligieron este lugar como punto culminante de su ruta de peregrinaje; dicen, valga la comparación, que es el equivalente de la Basílica de Guadalupe para los católicos.

En estos mismos cerros, a la lejanía se puede ver una pequeña y blanca construcción, en la cual los lugareños comentan que vive una monja de origen europeo.

La religiosa, dicen, vive aquí desde hace varios años en una austera vivienda y una pequeña iglesia a un costado, y ofrece alojamiento a quienes buscan desconectarse del mundo exterior y hallarse a sí mismos a cambio de víveres o ayuda en las reparaciones de la iglesia.

Asimismo, este Pueblo Mágico también es punto de encuentro de diversos retiros organizados por la iglesia católica, en los cuales los asistentes se recluyen en un determinado lugar para rezar, meditar o hacer actividades encaminadas al crecimiento espiritual.

A lo largo del año, Real de Catorce recibe a miles de visitantes que buscan encontrarse a sí mismos ya sea poniendo al límite los sentidos o desconectándose del mundo exterior, lo que lo ha convertido en un nuevo punto de peregrinaje en el turismo mexicano.



Linea

 Te puede interesar