¿Qué es la inversión térmica y cómo nos afecta?

La inversión térmica atrapa contaminantes cerca del suelo, amenazando la salud pública y exigiendo medidas inmediatas de mitigación.

Ricardo Vélez  ·  25 marzo, 2024
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Mail

El Valle de México experimentó altos niveles de contaminantes desde las 16:00 horas del sábado, con concentraciones máximas de ozono debido a la inversión térmica.

Alcanzando concentraciones máximas de ozono de 162, 161 y 155 ppb en las estaciones de monitoreo de Atizapán, Cuautitlán y Villa de las Flores, en el Estado de México.

¿Qué es la inversión térmica?

La inversión térmica es un fenómeno atmosférico que ocurre cuando la temperatura del aire aumenta con la altitud en lugar de disminuir, como es habitual. 

También descubre en México:

¿Cuándo es el próximo puente vacacional en nuestro país?

Esto puede tener consecuencias significativas en la calidad del aire y en el clima local. En condiciones normales, el aire caliente tiende a ascender, permitiendo la circulación y la dispersión de contaminantes. 

Sin embargo, durante una inversión térmica, una capa de aire frío queda atrapada cerca del suelo por una capa de aire más cálido que se encuentra por encima, lo que limita la circulación vertical y puede atrapar contaminantes cerca de la superficie.

Linea

 Newsletter

Suscribirse implica aceptar los
términos y condiciones

¿Cómo nos afecta?

Este fenómeno puede tener diversos impactos negativos en la salud humana y en el medio ambiente. 

Por ejemplo, los contaminantes liberados por fuentes industriales, vehículos y otras actividades humanas pueden quedar atrapados cerca del suelo, aumentando la concentración de partículas nocivas en el aire que respiramos. 

Esto puede provocar problemas respiratorios, exacerbación de enfermedades cardiovasculares y otros efectos adversos para la salud.

Además, la inversión térmica puede afectar el clima local al influir en la formación de nubes y la distribución de la temperatura. 

En áreas urbanas, donde la actividad humana es más intensa y las fuentes de contaminación son abundantes, las inversiones térmicas pueden ser más frecuentes y persistentes, exacerbando los problemas de calidad del aire.

Como poder prevenirlo

Para abordar los impactos de la inversión térmica, es importante tomar medidas para reducir las emisiones de contaminantes y mejorar la calidad del aire. 

Esto puede incluir la implementación de regulaciones más estrictas sobre las emisiones industriales y vehiculares, así como el fomento de prácticas y tecnologías más limpias y sostenibles. 

Además, la monitorización regular de la calidad del aire y la difusión de información sobre los riesgos asociados con la inversión térmica pueden ayudar a proteger la salud pública y el medio ambiente.

La inversión térmica es un fenómeno preocupante con impactos significativos en la calidad del aire y la salud pública, requiriendo acciones urgentes para mitigar sus efectos adversos.

También descubre en México:

Cinco Pueblos Mágicos para visitar esta Semana Santa

Comentarios




Linea

 Te puede interesar