¿La Virgen de Guadalupe es propiedad de un chino?

Aunque la propiedad de la imagen es incierta, cantar las mañanitas une a los mexicanos, llenando de emoción y tradición.

Ricardo Vélez  ·  12 diciembre, 2023
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Mail

Este martes, México celebra a la Virgen de Guadalupe, una de las tradiciones más arraigadas en todo México. 

Durante esta festividad, numerosos peregrinos convergen en la Ciudad de México para expresar su gratitud por los milagros recibidos a lo largo del año. 

A pesar de ser un símbolo nacional, el retrato de la Virgen de Guadalupe no es completamente propiedad de los mexicanos, ya que en realidad es una obra en posesión de un propietario extranjero.

También descubre en México:

Operativo Basílica: Estos serán los cierres viales por llegada de peregrinos

Aunque la mayoría de sus seguidores considera que la obra es un legado de los mexicanos para los mexicanos, en realidad, el dueño del famoso retrato no es de origen azteca, como podría pensarse.

¿A quién pertenece verdaderamente el lienzo?

En el año 2002, Wu You Lin, un empresario chino, se percató de que esta pieza aparentemente estaba en el dominio público. 

Acto seguido, acudió rápidamente al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y registró la imagen de la Virgen de Guadalupe a su nombre. Este proceso le costó tan solo 2 mil 112 pesos mexicanos. 

Linea

 Newsletter

Suscribirse implica aceptar los
términos y condiciones

Durante los primeros años en los que hizo uso de la figura religiosa, nadie más podía emplearla legalmente en ninguna circunstancia, incluso en el ámbito eclesiástico. 

Motivado por esto, decidió comercializar productos relacionados con este personaje y sacar provecho de su significado para los mexicanos.

También descubre en México:

¿La nochebuena es tóxica para tus mascotas? Te decimos

En 2003, la Basílica de Guadalupe tomó la decisión de ceder los derechos de autor a María Teresa Herrera Fedyk, quien pagó una generosa suma de dinero por ellos. 

Desde entonces, la posesión ha cambiado de manos en varias ocasiones, permitiendo a diversos propietarios obtener beneficios hasta el año 2012, cuando expiró la titularidad. 

En la actualidad, la identidad del verdadero dueño es desconocida, ya que varias personas afirman poseer los derechos.

Más allá de la incertidumbre sobre la propiedad de la imagen de la Virgen de Guadalupe, la tradición de cantar ‘Las mañanitas’ se erige como un vínculo invaluable para los mexicanos. 

Esta práctica arraigada en el corazón de la cultura nos llena de emotividad, fortaleciendo nuestros lazos emocionales y espirituales. 

También descubre en México:

Fiesta de las Velas, tradición con más de 300 años en honor a la Virgen de Guadalupe

Comentarios




Linea

 Te puede interesar