La Gruta Teotihuacán, una experiencia prehispánica convertida en restaurante

La Gruta Teotihuacán, una experiencia prehispánica convertida en restaurante

Teotihuacan tiene muchísimas cosas que puedes ver, explorar, descubrir y probar. La Gruta de Teotihuacan ofrece un delicioso banquete subterráneo, apto para todos los públicos y gustos.

Escondido en una cueva excavada hace miles de años, el restaurante La Gruta de Teotihuacán está situado en el emplazamiento arqueológico, conocido por sus famosas pirámides. 

Teotihuacan fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987 y su nombre significa “el lugar en que los hombres se convierten en dioses”.  

La cueva se descubrio en 1971 por Roger Ruffier Acosta, quien dio con un túnel bajo la pirámide, conocido como “cueva sagrada”. Dedujeron que su utilización tenía propósitos rituales.

Hoy en día la gruta sirve para que la gente disfrute de todos los sabores prehispánicos hechos con ingredientes de aquella época.

La decoración de La Gruta de Teotihuacán es austera con mesas y sillas sencillas de diferentes colores. Tiene un pequeño altar con numerosos símbolos tradicionales de la cultura mexicana.

El recinto ha sido visitado por gente muy importante desde Frida Kahlo y Diego Rivera, Jorge Luis Borges hasta  la reina de Inglaterra Isabel II, John F. Kennedy, entre otros.

Dato curioso: en sus orígenes, gracias a la temperatura de 6 grados en la que se encuentra, era un almacén de granos de maíz, arroz y frijol; aquí guardaban todo lo que se pudiera conservar para la siembra.

También descubre en México:

¿Vas a conocer las Pirámides? Hospédate en en el Villas Teotihuacan Hotel SPA

¿Qué ofrece La Gruta de Teotihuacán?

Con el picor y el sazón de la buena gastronomía mexicana el restaurante ofrece unas deliciosas e irresistibles entradas exóticas que caracterizan al lugar:  chinicuiles, gusano rojo de maguey, gusano blanco de maguey en taco, con una masa nixtamalizada por productores nativos.

También tiene comida regional muy mexicana: filete de res, taco dorado de pollo, tamal con verdolagas, enchilada de mole, arroz blanco y frijolitos de la olla.

La barbacoa acompañada de nopales de la zona y salsita de chile serrano son una delicia.

El platillo estrella de La Gruta de Teotihuacan es el mole de guajolote, este manjar tiene una combinación exacta entre lo dulce y lo picante, acompañado de frijolitos y esponjoso arroz.

El mexicano se caracteriza por ser ingenioso y el lugar es el ejemplo de esto, como la salsa de xoconostle tatemada con chile manzano y limón en un taquito de escamoles. Sin duda algo que no probarás en otro lugar.

Como si se tratara de algún elixir el restaurante ofrece variedad y originalidad en sus bebidas que sobresalen en su menú para tomar:

Margaritas de tuna verde, mezcalina de horchata, margarita de xoconostle, margarita de chapulín, una bebida 100 % original del lugar, visualmente es espectacular y tiene un toque de chile que te va a encantar. 

La Gruta de Teotihuacán es un restaurante al aire libre, ofrece desayunos de las 8:00 a las 11:00 horas, y comida de 11:00 a 19:00 horas de lunes a domingo.

Se ubica a 200 metros de la Puerta 5 de la Zona Arqueológica de Teotihuacán, atrás de la Pirámide del Sol.

También cuenta con reservaciones e idealmente se invita a reservar con 15 días de anticipación. El lugar no cuenta con servicio a domicilio.

También descubre en México:

Similitudes entre la pirámide del Sol de Teotihuacán y la pirámide de Guiza egipcia

Comentarios


Linea

 Más restaurantes