Callejón del Beso, el lugar que en Guanajuato debes visitar

El Callejón del Beso en Guanajuato ha estado en la polémica en los últimos meses, pero ¿cuál es la historia de este emblemático y romántico sitio?

Eldaa Garcia  ·  31 mayo, 2022
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Favorito
  • Mail

El Callejón del Beso es un lugar en Guanajuato que no se debe dejar de visitar, especialmente si vas con tu pareja.

Pero en los últimos días, este emblemático y romántico sitio ha estado en las noticias debido a que su icónico balcón, el llamado ‘Balcón de Ana’, fue cerrado al público.

El sitio, donde todos los días subían parejas de turistas para tomarse la clásica foto dándose un beso, tuvo que ser cerrado el pasado sábado 28 de mayo en protesta por el acoso de fotógrafos.

¿Pero cuál es la historia detrás del Callejón del Beso?

Este debe su nombre ya que sus paredes entre sí son muy estrellas, y las paredes y los balcones están a menos de un metro de distancia.

El Callejón del Beso apenas mide 69 centímetros de ancho, por lo que los balcones de las dos casas de este callejón prácticamente se tocan.

Existe una leyenda que a través del tiempo ha viajado de boca en boca. Esta leyenda trata sobre dos personas enamoradas: Carmen y Don Carlos.

Ana era hija de un español controlador, que estaba en vísperas de casarse con un rico de la región. Un día, paseando por las calles de Guanajuato, conoció a Carlos, un minero de bajos recursos.

En contra de su padre, Ana se reunía todos los días con Carlos, en secreto. Hasta que el rumor de sus encuentros llegó a oídos de su padre. 

A manera de castigo, Ana fue encerrada en su habitación. Ante su ausencia, el enamorado fue a buscar la casa de la mujer, ubicada en un estrecho callejón, sobre el cerro del Gallo.

Luego de esto, todas las noches Carlos y Ana se veían de balcón a balcón, para fundirse en apasionados besos. 

Sin embargo, el encanto terminó cuando el padre de ella entró y descubrió uno de sus encuentros, por lo que tomó una daga para atravesar el corazón de su hija.

Unas leyendas dicen que Carlos intentó saltar para salvar a Ana pero se estrelló contra el piso otras dicen que abrumado por el dolor, se suicidó en su lugar de trabajo, la mina de La Valenciana. 

Cualquiera que haya sido el final, el Callejón del Beso se ha convertido en uno de los sitios más emblemáticos de Guanajuato en el que sin duda alguna, la foto no debe faltar.

También descubre en México: Guanajuato quiere enamorarte con su Ruta del Romance

Comentarios


Linea

 Te puede interesar