Tlaxcales, un rico postre que tienes que probar

Tlaxcala tiene una deliciosa y variada gastronomía, y un ejemplo es este delicioso bocadillo

Ricardo Vélez  ·  27 mayo, 2024
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Mail

Los tlaxcales, también conocidos como memenshas en otros estados, constituyen un postre originario del estado de Tlaxcala

Están elaborados principalmente a partir de maíz y azúcar. Aunque los ingredientes pueden presentar variaciones, su característica forma triangular y su distintivo sabor permanecen constantes.

El término ‘tlaxcales‘ deriva del náhuatl tlaxcalli, que se traduce como “tortilla o pan de maíz”, similar a la etimología de la palabra “Tlaxcala“.

También descubre en México:

¿Vas a Tlaxcala? No dejes de probar estos platillos

Las variaciones en la preparación de los tlaxcales dependen del estado del maíz empleado; por ejemplo, pueden ser elaborados con elote fresco o con la mazorca cuando el elote ya no está tierno.

Enriqueciendo su perfil de sabor, se les puede agregar ingredientes como canela, piloncillo, mantequilla, agua, leche, ralladura de naranja, nata, manteca, royal, huevo e incluso mermeladas.

Linea

 Newsletter

Suscribirse implica aceptar los
términos y condiciones

Para lograr la textura distintiva y el sabor único de los tlaxcales, es aconsejable moler los granos de elote o de la mazorca utilizando un metate. La cocción en un comal de barro también resulta esencial.

Este postre es una fuente significativa de carbohidratos, proteínas y vitaminas. Su vida útil es considerable, hasta que comienzan a deteriorarse.

Son variadas las adaptaciones que han surgido de la receta original de los tlaxcales debido a su difusión a lo largo de diferentes regiones de México. 

Receta

Ingredientes:

  • Maíz (extraído de la mazorca)
  • Piloncillo (alternativamente, panela o azúcar)
  • huevo
  • Leche 

Nota: Utilizando los granos de tres mazorcas, se pueden obtener porciones adecuadas para hasta seis personas. Ajusta las proporciones según tus necesidades.

Preparación:

  • Desgrana el maíz de las mazorcas y muele el maíz en el metate hasta obtener una especie de harina, sin importar si algunos granos no están completamente molidos.
  • Tritura el piloncillo para luego incorporarlo a la harina de maíz.
  • Agregue el huevo, la leche y el agua en cantidades pequeñas según las porciones requeridas.
  • Mezcla todos los ingredientes hasta lograr una masa homogénea.
  • Forma pequeñas bolitas con las manos y aplánalas para obtener la característica forma triangular de los tlaxcales.
  • Una vez moldeados, coloca las porciones en el comal de barro y cocina durante unos minutos. ¡Recuerda voltearlos con regularidad! Estarán listos cuando se doren por fuera.

¡Listo! Puedes degustarlos recién hechos o esperar a que se enfríen. Además, puedes acompañar los tlaxcales con tu bebida caliente preferida y seguir disfrutando de Tlaxcala a bocados.

También descubre en México:

Chiles en nogada de Porfirio’s, una celebración de colores y sabores

Comentarios




Linea

 Te puede interesar