¡Ríndete al placer de la miel! Abren el primer Honey Tasting Room en CDMX

Restaurante
5
star
Redes sociales
Video

¡Ríndete al placer de la miel! Abren el primer Honey Tasting Room en CDMX

A de Abeja inauguró el primer espacio de este tipo en la CDMX, así que no pierdas la oportunidad de saborear mieles de diversos colores y sabores

Aunque México es uno de los principales productores de miel, su consumo es muy bajo: unos 300 gramos anuales por persona, mientras que naciones como Alemania consumen 1.4 kilos por año.

Para cambiar esta situación y convertir a la miel en un ingrediente que esté presente en todas las mesas mexicanas a lo largo del día, A de Abeja inauguró el primer Honey Tasting Room de la Ciudad de México.

“Percibimos el mundo saboreándolo. Después de probar algo, tomamos pequeñas decisiones que moldean nuestras preferencias futuras. Todos participamos en el ritual infinito de elegir, comer y compartir ingredientes. Por eso, es de vital importancia para nosotras dar a conocer la diversidad y complejidad de las mieles mexicanas y fomentar el consumo local para fortalecer la economía de las y los pequeños productores, pues son quienes desempeñan un papel activo en la preservación de las abejas y el cuidado de los ecosistemas”, menciona Arlette Gómez, fundadora de A de Abeja.

También descubre en México:

Maní, el Pueblo Mágico yucateco para los amantes de las abejas

A de Abeja es un proyecto basado en acciones colaborativas. Esta labor, en la que también participa Roxanna de la Fuente, aborda la problemática que enfrentan las abejas, las y los apicultores y la industria de la miel, inspirando a las personas a conectarse con sus comunidades y a convertirse en agentes de cambio a través del placer de comer.

Así se hace una Honey-Enthusiast

Las visitas que la pequeña Arlette hizo al rancho de su abuela en Veracruz la marcaron.

El amor a la naturaleza y el acercamiento a las abejas y su miel despertaron un interés por esos diminutos seres y su producto, que con el tiempo la llevó a cuestionarse y adentrarse en el universo de la apicultura mexicana.

Linea

 Newsletter

Suscribirse implica aceptar los
términos y condiciones

Fue así como estableció conexiones entre la problemática socioeconómica de los y las apicultores, el papel fundamental de las abejas en el medio ambiente y la falta de información sobre este producto.

Pero Arlette buscaba más, así que obtuvo una certificación como miembro del Panel de Personas Expertas en Análisis Sensorial de Miel de Italia.

También consiguió un máster en Gastronomía: Creatividad, Ecología y Educación de la Universidad de Ciencias Gastronómicas de Pollenzo, Italia y, en reconocimiento a su labor, recibió el premio Best Design x Change en el congreso de E:Food en Lisboa, Portugal.

Con los años, y la experiencia y conocimientos adquiridos, esta diseñadora de profesión ha compartido sus saberes a través de catas de miel en México, España, Italia y Reino Unido. La finalidad es dar a conocer la diversidad y complejidad de las mieles mexicanas.

¡Dulcísimas sorpresas!

El anhelo de posicionar a las mieles mexicanas en el altísimo lugar en el que deberían estar llevó a Arlette a concebir un templo no solo para su degustación, sino para la toma de conciencia sobre la situación de la apicultura, los y las apicultoras y, sobre todo, para predicar sobre lo más necesario: ¡Que se consuma de manera habitual!

Para crear el primer Honey Tasting Room de la Ciudad de México aprovechó los conocimientos de Roxanna de la Fuente, una experta en estrategia de innovación y diseño.

Esta mujer se especializa en la conceptualización de nuevos negocios y la generación de valor a través del diseño de experiencias… ¡Y qué experiencia creó!

Honey flights

Este templo dedicado al regalo que nos brindan las abejas se ubica en la céntrica colonia Roma; allí hay dos espacios —uno interno y otro al aire libre— expresamente creados para darte mucho placer.

Las experiencias sensoriales diseñadas por Arlette Gomez (Honey-Enthusiast) y Roxanna de la Fuente (Honey-Provocateur) permiten conocer la biodiversidad mexicana a través de los aromas, sabores y texturas de las mieles, sí, en plural, pues las más de 2 mil especies de abejas que hay en México polinizan infinidad de flores, así que las mieles son diferentes.

Sus honey flights ofrecen al público una degustación de cuatro mieles acompañadas de maridaje, que consiste en una cuidada selección de quesos, frutos secos y frutas de temporada.

El primero incluye las mieles de mezquite, aceitilla, mangle y aguacate, pero la selección puede variar según las estaciones del año y las floraciones, ya que esto determina la disponibilidad de las mieles.

La duración de la experiencia es de 1:30 hrs, con un costo de $650 pesos por persona.

Pero no solo se realizan degustaciones, también puedes visitar el Honey Tasting Room para probar y adquirir las mieles para ti o para tus seres queridos… ¡Qué tal regalar miles de flores en un frasco de miel!

Y es que una abeja visita (y poliniza) alrededor de 100 flores al día, gracias a eso las mieles tienen un sabor, color y textura especial cada temporada.

También puedes solicitar, a través de sus redes sociales, el diseño de una experiencia personalizada para una ocasión especial.

Aunque la degustación de las mieles es un deleite sin precedente, sin duda la mejor parte es la lluvia de conocimientos que tanto Arlette como Roxanna vierten sobre los participantes.

Te enteras que en México hay más de 2 mil especies de abejas, que sus poblaciones han disminuido drásticamente en el mundo y que estos polinizadores juegan un papel fundamental en el desarrollo sostenible para la supervivencia humana.

Este par de mujeres no solo cambia la forma en que puedes comer la miel, sino también tu percepción sobre la extensa variedad que existe en México, y dejan en claro la ardua e importante labor de los y las apicultores.

También despiertan la curiosidad de quienes se acercan a A de abeja por conocer el origen de los productos.

Y es que allí cada miel tiene un rostro. La de mezquite es de un apicultor de Coahuila llamado Pedro Pablo Sifuentes, mientras que la de aguacate la produce Chuy Gutiérrez, apicultor de Michoacán.

Sus productos no solo son comprados a precios justos, sino que sirven para homenajear a estos trabajadores, quienes, por lo general, venden su miel a compradores voraces en transacciones desiguales. Fíjate en la tapa de cada uno de los frascos, pues ahí verás el nombre de quien, amorosamente, contribuyó a que esa miel endulce tu vida.

¿Qué esperas para agendar?

El Honey Tasting Room te espera en Colima 220, int. 304A Col. Roma Norte, pero asegúrate de consultar los horarios y reservar tu lugar a través de las redes sociales de A de abeja (@miel.adeabeja).

También descubre en México:

Xkopek: Parque Apícola, una aventura llena de abejas

Comentarios

Linea

 Más restaurantes

Descubre en México ¿Te gustaría recibir la información al momento? No Si