¡Huye del calor y disfruta de un baño de bosque en el Ajusco!

Si quieres divertirte sin salir de la Ciudad de México, lánzate a The grill table, restaurante que te llevará a un baño de bosque en el Ajusco.

Eliesheva Ramos  ·  19 abril, 2024
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Mail

Si quieres diversión sin salir de la Ciudad de México lánzate a The grill table, restaurante que te llevará a un baño de bosque en el Ajusco para finalizar la experiencia con un delicioso desayuno para que recuperes la energía.

No necesitas invertir tanto dinero para convertirte en turista en tu propia ciudad. En la Alcaldía Tlalpan, al sur de la Ciudad de México, puedes visitar el Ajusco, una de las reservas ecológicas  más importantes del país, con hermosas extensiones de pinos y robles y pastos de alta montaña.

También descubre en México:

¿El calor ya te hartó? Escápate a estos bosques en el Valle de México

¡Comienza la aventura!

El Ajusco ofrece una experiencia de senderismo única por su diversidad de rutas y paisajes. Para gozar de esta actividad existe una manera muy cómoda: reservar en The grill table.

Este es un restaurante ubicado en el kilómetro 13.5 de la carretera Picacho-Ajusco, que se especializa no solo en gastronomía a la parrilla, sino en la búsqueda de experiencias para sus visitantes. Aquí puedes desde casarte hasta asar bombones en las tardes invernales o subir a los picos más altos del Ajusco.

La aventura requiere que te despiertes muy temprano, pues la cita es a las 07:00 am. El punto de encuentro es la terraza del restaurante.

Jules Hernández, experta en senderismo, ese domingo fungió como nuestra guía. Se toma su tiempo para proveerte del equipo necesario para que tu ascenso a las alturas de una de las montañas más emblemáticas y accesibles de la zona sea seguro y muy divertido. De hecho, días antes se encarga de hacerte llegar indicaciones precisas sobre atuendo y otros detalles.

Linea

 Newsletter

Suscribirse implica aceptar los
términos y condiciones

Una vez con el equipo listo y con nuestras mochilas con agua y snacks para cuando aparezcan la sed o el hambre, nos dirigimos en un automóvil propiedad de The grill table hacia el punto de ascenso. No te preocupes por tu carro, pues el restaurante cuenta con un amplio estacionamiento.

A unos 15 minutos de distancia del restaurante se ubica el sitio de partida hacia el Pico del Águila. Esta montaña es el segundo punto más alto del Valle de México a 3,880 metros sobre el nivel del mar. Quienes saben aseguran que es el lugar ideal para iniciarse en el montañismo.

La velocidad del recorrido dependerá de los miembros del equipo. Jules resalta que lo que importa es el disfrute, no la velocidad, pues no es una competencia ni nadie impondrá un récord. Dicho esto, todos nos adaptamos al ritmo de la persona que se desplaza más lento.

El ascenso demanda esfuerzo, pero los bastones de senderismo aligeran el camino; son un apoyo invaluable una vez que aprendes a coordinarlos con tu zancada.

Absorbe la naturaleza con todos tus sentidos

Cada paso tiene una recompensa: aire fresco y puro, flora, fauna, vistas espectaculares, interesantes pláticas, labor de equipo. Ademas, la comunicación con la naturaleza a través de los cinco sentidos es increíble.

El baño de bosque es una alternativa cada vez más buscada por la gente. Aunque el ser humano la ha practicado desde que apareció en la tierra, ante el avance del concreto citadino, la gente se ha alejado de la naturaleza, lo que ha repercutido perjudicialmente en la salud.

El gobierno japonés recientemente invirtió unos tres millones de euros en investigar los efectos de una caminata consciente en el bosque. Algunos de los estudios demostraron beneficios fisiológicos a través de cambios en el sistema nervioso, y psicológicos como reducción de tensión, ira, ansiedad, depresión o insomnio.

El llamado baño de bosque, un concepto que poco a poco se consolida, tiene como ejes la calma y la introspección, elementos que fácilmente pueden hallarse en la montaña. Esta práctica rescata los beneficios de sumergirse en la atmósfera boscosa—absorberla con todos los sentidos— en busca de sanación para cuerpo, mente y alma.

El recorrido dura aproximadamente dos o tres horas, tiempo en el disfrutamos diferentes tipos de vegetación que van desde bosque de abetos, con árboles de oyamel, hasta el bosque de coníferas. Cuando alcanzamos los 3,000 msnm llegas a un mirador que nos regala una vista panorámica de la Ciudad de México… ¡El momento ideal para las mejores fotografías!

Los senderos del Ajusco están diseñados para todos los niveles de experiencia, desde caminatas ligeras hasta ascensos más desafiantes, pero todas prometen una conexión íntima con la naturaleza y la oportunidad de observar la flora y fauna locales.

¡A recargar baterías!

Tras varias horas de caminata, reponer energías es esencial, así que, una vez de regreso a The grill table y tras una breve meditación guiada por una especialista, nos preparamos para un energético desayuno, ideal para revitalizar el cuerpo después del esfuerzo físico.

Un desayuno típico podría incluir ingredientes deliciosos y nutritivos: huevos al gusto, chilaquiles, frijoles, tortillas, pan, café de olla. La opción que elijas no solo satisface el paladar, también nos preparan para el regreso a la ciudad o para continuar explorando los alrededores.

Visitar el Ajusco y disfrutar de un desayuno local no sólo es una manera de ejercitarse, sino también una oportunidad para apoyar a las comunidades cercanas y disfrutar de la gastronomía tradicional mexicana, en un entorno que promueve la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente. Esta combinación de aventura natural y culinaria hace de un día de senderismo en el Ajusco una experiencia memorable.

También descubre en México:

Día Mundial de los Bosques: conoce los más emblemáticos de México

Comentarios




Linea

 Te puede interesar