The Lorian Club, un exquisito remanso en Cocoyoc

The Lorian Club, un exquisito remanso en Cocoyoc

Descubre por qué este The Lorian Club, exclusivo hotel boutique en Cocoyoc, debe estar en tu lista de lugares imperdibles.

En lo que fuera uno de los territorios de Hernán Cortés, y en el siglo XVIII uno de los 12 ingenios azucareros más importantes de México, ahora se erige The Lorian Club, un hotel boutique con más de 50 años de tradición.

Cocoyoc, Yautepec, Cuautla fueron zonas productoras de azúcar. De hecho muy cerca del hotel pervive desde 1905 el ingenio azucarero Casasano.

Hasta esa zona llegaron los fundadores de The Lorian Club —que primero operó como Santa Martha Suites— quienes poco a poco adquirieron terrenos hasta alcanzar su enorme tamaño actual.

Las sorpresas inician desde que traspasas el portón: ocho hectáreas de impecables jardines, esplendorosos espacios que puedes hacer tuyos de múltiples formas.

Puedes contemplarlos, caminarlos junto con tu animal de compañía, usarlos para la práctica o el aprendizaje del golf en su campo de nueve hoyos ejecutivos, para pedalear o simplemente para contemplarlos.

En medio de ese verdor brilla el edificio principal: una mansión francesa de principios del siglo XX.

Se trata nada más y nada menos que de la Torre Toscana, que alberga 12 de las tan solo 15 habitaciones que componen The Lorian Club.

Un tributo al arte pictórico

El espacio te quitará el aliento, pues está ricamente adornado por las réplicas de las grandes obras pictóricas de los genios más importantes del mundo.

Los cuadros están dispuestos en orden cronológico, es decir, hasta abajo se ubican las obras rupestres y así hasta llegar arriba, donde cuelgan las creaciones contemporáneas.

Las habitaciones, nombradas como los pintores más destacados de la historia del arte, ofrecen en sus 90 metros cuadrados todas las amenidades que necesitas para olvidarte del mundo.

Jacuzzi, escritorios, pisos de mármol, aire acondicionado, pantallas, algunas con terraza y todas con la inigualable vista hacia sus jardines y las casi 500 palmeras que se mecen en sus jardines.

Este espacio, coronado por un vitral que filtra bellamente la luz que a su vez choca en candelabros dorados, sorprende en la planta baja con una enigmática escultura de cinco niños, uno de ellos de pie con una sombrilla.

Dicen los empleados del hotel que representan a los hijos de uno de los propietarios, quien les contaba un cuento en donde uno de los personajes siempre usaba máscaras.

La romántica Torre Homenaje

Si vas con tu pareja elige una de las tres amplias habitaciones de arquitectura circular de la Torre Homenaje, todas con cama king size, sofá cama, sala de estar y balcones que invitan a echarle un ojo a la propiedad.

La Torre Homenaje es abrazada por un tobogán que te llevará directo a la piscina climatizada todo el año y a sus dos jacuzzis exteriores para el disfrute en pareja, familia o amigos.

La cocina merece mención aparte, cálida, cercana y típica de la región es una experiencia inigualable. Tacos de camarón con jícama y mango, cecina Lorian o ensalada de remolacha son solo algunos de los platillos que consentirán tu paladar.

La experiencia será completa gracias a su spa, sauna, gimnasio y salón de juntas; además, el internet inalámbrico en todo el hotel y el estacionamiento son gratuitos.

Experiencias a la medida

Además de sus espléndidas instalaciones, en The Lorian Club el toque único lo dan sus empleados, quienes te tratarán como si te conocieran de toda la vida.

“Aquí se borda cada evento y consentimos a los huéspedes como nos gustaría que nos consintieran a nosotros en otro hotel” cuenta la directora general, Patricia Eva Monje.

Prepara tu siguiente escapada y déjate consentir por el cálido equipo de The Lorian Club, especialistas en la creación de experiencias inolvidables.

También descubre en México: Conoce el Hotel Rodavento, uno de los alojamientos más exclusivos de Valle de Bravo

Comentarios


Linea

 Más hoteles