Los tres tesoros de México que guarda Tlaxcala

Tlaxcala tiene infinidad de historias que pueden ser descubiertas a través de sitios únicos, a través de lugares que superan las expectativas.

Eliesheva Ramos  ·  28 enero, 2022
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Favorito
  • Mail

Quién no ha escuchado hablar de las maravillas de este estado. El pueblo mágico de Huamantla, sus haciendas pulqueras, la zona arqueológica Cacaxtla-Xochitécatl o el impresionante Conjunto Conventual Franciscano y Catedralicio de Nuestra Señora de la Asunción, recientemente incluido en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Tlaxcala tiene infinidad de historias que pueden ser descubiertas a través de sitios únicos, a través de lugares que superan las expectativas de todos, sitios tan especiales que se conocen como ‘Tesoros de México’.

La Secretaría de Turismo lanzó un programa premium de calidad turística denominado ‘Tesoros de México‘.

Este programa certifica los hoteles boutique y los restaurantes más emblemáticos del país.

Los sitios que ostentan este título cumplen con tales estándares que son una garantía para el visitante, quien estará seguro de que hallará absoluta satisfacción en ellos.

Tlaxcala, a mucha honra, cuenta con tres de los 62 Tesoros de México existentes.

Soltepec, una joya tlaxcalteca

Cada año miles de personas visitan esta hacienda para descubrir la esencia de Tlaxcala a través de la historia de una inmueble que tuvo su origen a finales del siglo XVI y su época de esplendor en el Porfiriato.

Considerada el hotel más grande de Tlaxcala con 137 habitaciones, esta hacienda no solo ofrece una probadita de Tlaxcala y su cultura milenaria del pulque y el maíz, sino también ofrece atractivos sensoriales, experiencias que ponen la piel chinita.

Y es que Soltepec lo mismo te lleva a volar en globo cerquita de La Malinche, que a disfrutar un tranquilo paseo a caballo por los alrededores de Huamantla que a jugar golf en el único campo orgánico de Latinoamérica.

El inmueble que alguna vez fuera la Escuela Normal de Tlaxcala y luego set de filmación de la cinta ‘La Escondida’, protagonizada por María Félix y Pedro Armendáriz en 1955 ofrece estancias únicas.

La parte arquitectónica ha sido respetada, así que los macheros se convirtieron en habitaciones. Algunas son temáticas y otras, como la que habitó María Félix por dos meses durante la filmación de la película, son todo un despliegue de lujo y buen gusto.

Pero sin duda el tesoro de este hotel de Gran Turismo es la gastronomía. Las recetas familiares han sido rescatadas y documentadas para satisfacción de propios y extraños.

En las cazuelas de Soltepec los ingredientes locales como los chilacayotes, los quintoniles y las verdolagas son las estrellas.

Mayoras y cocineras tradicionales son las guardianas de las preparaciones originales de ‘La More’, antigua dueña de Soltepec y fundadora de su cocina.

La niña de 13 años que aprendió los secretos de las brasas a lado de ‘La More’ es ahora quien dirige los fogones de los que resultan platillos apetitosos como el mixiote de carnero, el mole prieto y la lengua almendrada.

Soltepec conquista estómagos, pero también corazones. Disfruta sus vuelos en globo, de una visita al Museo del Pulque y el Maíz o de un masaje relajante.

Y no le quites los ojos de encima porque no deja de sorprender.

En breve abrirán ‘La casa del ciclista’, un complejo con certificaciones internacionales que lo mismo te permitirá comprar, guardar o reparar tu bicicleta que realizar un entrenamiento profesional o pedalear por ahí.

Si te interesa vivir o invertir en Hacienda Soltepec como lo hace la población alemana que trabaja en una planta automotriz cercana están a la venta terrenos en el Country Club que abraza el único campo de golf orgánico de América Latina… ¿qué más se puede pedir?

Molino de los Reyes, un sitio con historia

¿Cómo te caería hospedarte en un molino de trigo del siglo XVIII bellamente restaurado alrededor del que vuelan miles de luciérnagas?

El hotel-spa y restaurante Molino de los Reyes, ubicado en el poblado de Los Reyes Quiahuixtlán, ofrece esa y otras tantas experiencias que te invitarán a regresar una y otra vez.

El inmueble ofrece paz y armonía para los sentidos; las corrientes de agua que lo envuelven le confieren una tranquilidad única.

Este Tesoro de México encierra una maravillosa historia romántica que se ha descubierto gracias a las cartas de amor entre Lolita y Joaquín (los moradores originales), quienes en 1932 se dieron su primer beso del otro lado del río y ahora descansan para siempre en Molino de los Reyes.

Aquí todos los sentidos son agasajados, pues cada uno de sus rincones está diseñado para la creación de experiencias inolvidables. Una muestra son sus habitaciones, las cuales tienen personalidad propia gracias a muebles conservados desde tiempos antiguos.

Lo espacios exquisitamente decorados invitan a una tertulia en donde los vinos de la casa o la barra de ginebra serán los mejores anfitriones.

El paladar será, sin duda, uno de los sentidos más agradecidos, pues la experiencia culinaria es invaluable gracias a que los productos son frescos, locales y, sobre todo, porque son recetas familiares.

Conoce la esencia de Tlaxcala mediante la sopa de tlatlapas o descubre la historia de amor que inspiró la sopa blanco y negro. Continúa el viaje de los sentidos con unos camarones al carbón y una hojaldra de guayaba y nuez rellena de camote morado con azúcar de cempasúchil.

En el restaurante comparten las recetas familiares seleccionadas por Érika Cisneros, la nieta de Doña Lolita.

Con esa selección gastronómica se rinde homenaje a la cocina tlaxcalteca.

“…Nos sentimos orgullosos de continuar con este legado y poner en valor ingredientes de la región. Todo lo hacemos en casa, el mole, las tortillas, el pan, los postres…” nos comenta Érika con gran orgullo.

Si decides hospedarte elige alguna de las ocho bellas y exclusivas habitaciones.

La parte antigua está llena de historia gracias a que la decoración con muebles de la familia, pisos de madera y techos con vigas antiguas.

Elige dormir con el sonido de la cascada o tal vez prefieras silencio absoluto; la sección más reciente es también encantadora, cuenta con habitaciones más amplias y con detalles arquitectónicos únicos.

Molinos de los Reyes fue un cuartel durante la Revolución, luego casa familiar y ahora un hotel boutique y spa que no solo invita a olvidarse del mundo, sino a ser testigo de una gran historia de amor protagonizada por Don Joaquín y Doña Lolita.

¿Te animas a visitar el lugar y conocer con más detalles qué sucedió entre esa pareja?

Villa Toscana, refugio en un pintoresco pueblo estilo europeo

De pronto despiertas en un lugar único. Te olvidas del ajetreo y te dejas llevar por las experiencias que solo pueden vivirse en Val´Quirico y, sobre todo, en un espacio que ofrece preciosos lofts y suites con una balance entre el lujo moderno y el clásico.

Así es Villa Toscana, un hotel boutique construido dentro de Val´Quirico, ese punto estratégico entre Tlaxcala y Puebla y muy cerca de la Ciudad de México que desde su apertura al público en 2015 se ha ganado el corazón de quien lo visita.

Este complejo con arquitectura inspirada en la campiña europea cuenta con cuatro hoteles, pero sin duda Villa Toscana es la cereza del pastel, pues ostenta el título ‘Tesoros de México’.

Cuando termines de caminar por esta villa dirígete a Out of Africa, el restaurante de Villa Toscana que ofrece una gran experiencia con platillos al grill y cocteles únicos al aire libre para que no te pierdas los colores del atardecer.

Pequeño arcón de tesoros

Sin duda Tlaxcala es uno de esos lugares que definitivamente deben visitarse por lo menos una vez en la vida. Cada espacio guarda un secreto… ¡ven a descubrirlo!

Comentarios


Linea

 Te puede interesar