El Taquito: chiles en nogada con tradición e historia

Restaurante
4.3
star
Redes sociales
Video

El Taquito: chiles en nogada con tradición e historia

Hay lugares en donde además de comer, puedes contemplar fragmentos de la historia mexicana, y El Torito es uno de esos lugares.

Mario Moreno ‘Cantinflas, Jacobo Zabludovsky, Marilyn Monroe, Jorge Negrete y María Félix son conocidos por su afición a la tauromaquia, pero también tienen algo en común: haber comido o pasado por las puertas de este emblemático lugar del Centro Histórico: El Taquito.

Enclavado en la populosa y ajetreada calle de El Carmen, a unas cuantas cuadras del Zócalo y el Museo del Templo Mayor, este restaurante en sí también es un museo y templo dedicado a la tauromaquia y a las estrellas que le han dado vida y forma en el último siglo.

Sí, leíste bien, porque este restaurante nació en 1917 como un puesto de quesadillas y tacos que pusieron don Rafael Guillén y su esposa y desde entonces ha buscado preservar la cocina tradicional mexicana; sin poses, pero completamente deliciosa.

También descubre en México:

Aquí puedes comer el mejor chile en nogada del mundo (certificado, eh)

¿Y de dónde salió el concepto taurino? Pues los hermanos Guillén, al ser apasionados de la tauromaquia, comenzaron a llevar a su local a toreros y novilleros, quienes a su vez empezaron a jalar a artistas y políticos, y así se fue convirtiendo en un referente dentro del ambiente.

“Es un museo. Es un lugar donde aparte de que comes muy rico y a gusto como en casa, después pueden darse una vuelta por todo el restaurante para ver las fotos y ver la historia que tiene este lugar”, platica Karla Guillén, chef y cuarta generación de esta familia.

La expresión “museo” cabe en toda la extensión de la palabra, puesto que la vida cultural, política, artística y taurina del último siglo está en sus paredes.

Además de las fotografías con personalidades habidas y por haber, aquí también hay trajes de luces, cabezas de toros, carteles de corridas y todo lo referente a este ambiente que uno se pueda imaginar.

¿Y los chiles en nogada?

La chef cuenta que la receta de los chiles en nogada es la que ha estado en su familia por generaciones.

“Cuido mucho la carta que mis bisabuelos dejaron. La del chile en nogada es una receta también muy bien cuidada que tuve la fortuna de que me la enseñara mi abuelita”.

Por ello, aunque le ha impregnado su toque, Karla Guillén es respetuosa de la tradición familiar y lo prepara un relleno hecho con piñón, pasas, carne molida y manzana y el ingrediente secreto de su abuelita.

Y si te preguntabas hasta cuándo puedes comerlos en este lugar, tienes hasta mediados de octubre. Y no, aquí en El Torito los chiles en nogada son servidos sin capear.

Otras de las delicias que puedes probar aquí son el mole, las enchiladas, barbacoa, tacos de carnitas, de criadillas y hasta cabrito.

Además, también puedes deleitarte (aunque sólo entre junio y julio) con gusanos de maguey y escamoles servidos con guacamole o nopales.

También descubre en México:

‘AMOR(didas), el menú de La Jacinta que le rinde honores al chile

¿Qué tienen en común María Félix y el príncipe Carlos?

Aunque suena improbable, ambas personalidades están vinculadas a El Taquito a través de su comida.

En 1952, María Félix y Jorge Negrete contrajeron matrimonio, y el restaurante fue el encargado de la comida de la fiesta: enchiladas, mole poblano y quesadillas, entre otros platillos típicos.

Y 40 años después, en 1992, El Taquito fue el responsable del banquete que se le ofreció al heredero de la corona británica en su visita a México.

Pedidos a domicilio

Y si te preguntabas qué podrías servir en tu fiesta el 15 de septiembre, El Taquito también sirve banquetes a domicilio, los cuales pueden ser desde 40 hasta para 500 personas.

Las opciones son varias, puesto que pueden llevarte taquizas, comidas formales, bocadillos o pozole, que puedes pedir de pollo, cerdo o campechano.

El Torito está abierto de lunes a domingo a partir de las nueve de la mañana hasta las 6:30 de la tarde, así que tienes tiempo suficiente no sólo para engullir un chile en nogada, sino también para conocer un poco más de un fragmento emblemático del Centro Histórico.

También descubre en México:

Roldán 37: chiles en nogada como en casa

Comentarios


Linea

 Más restaurantes