¿Cómo se celebra la Fiesta de Takari?

La mezcla entre tradiciones católicas y purépechas da como resultado celebraciones únicas que hacen de Michoacán un estado excepcional. Descúbrelas.

Jorge Razo  ·  6 diciembre, 2022
  • Facebook
  • Twitter
  • Whatsapp
  • Mail
  • Mail

El nacimiento de Jesús se suele celebrar de distintas formas y una muy particular es la conocida como Fiesta del Takari.

Tiene lugar en la pequeña comunidad de Tiríndaro, perteneciente al municipio de Zacapu, en Michoacán. La localidad pertenece a la región purépecha del estado, a hora y media de la capital Morelia.

El Takari es una planta que en español se le conoce como tabardillo o cabello de ángel. Se encuentra en ciertas zonas de San Luis Potosí, Hidalgo, Nayarit y Puebla, y Michoacán.





También descubre en México:

Basílica de Nuestra Señora de la Salud, historia de un milagro en Pátzcuaro

La tradición

A partir del 15 de diciembre, los habitantes más jóvenes de Tiríndaro salen al cerro para cortar el takari y a su regreso son recibidos por los cargueros, quienes los celebran con una cena que suele ser pozole tradicional, además de buñuelos y chapatas.

Ese es el inicio de una fiesta que se extiende hasta la Nochebuena acompañada de música purépecha, danzas y cantos. 

Así, el takari servirá para adornar el templo y también la casa del carguero asignado, quien es el encargado de transportar al Niño Dios. 

A lo largo de nueve días la fiesta es protagonizada por tres personajes clave de la región: los pastores jóvenes, los viejos y las maringuías. 

  • En el primer caso se encargan de recolectar el takari, mientras que los mayores son los designados para resguardar al Niño Dios, a quien se le rezan rosarios y se le dedican cánticos.
  • Por su parte, los danzantes se visten de blanco y calzón de manta bordado, una faja negra y máscara de madera, así como sombrero con listones coloridos.
  • En este ritual es donde aparece la Maringuía, un hombre vestido de mujer con falda larga, delantal, camisa, faja gruesa y un sombrero, personaje que también aparece en los bailes del Torito de Petate, otra tradición michoacana surgida justo en la época de Don Vasco.

Posada católica con tradición purépecha

Esta época de posadas en el pueblo es principalmente organizada por nueve parejas de jóvenes, y culmina con la danza del toro festejada en el campo del Takari, donde se concentran las bandas de viento y toda la población.

Las mujeres visten nahuas y trenzas de muchos colores, con guanengos, delantales y sin rebozo en el caso de quienes no están casadas, además de servilletas con las que torean a los hombres, que portan pantalón de mezclilla negro, botas y sombrero.

En cuanto a la comida, se ofrece el también tradicional churipo, que es un caldo de chile rojo acompañado con carne de res y verduras, servido con corundas o tamales de ceniza.

Estos eventos mezclan la tradición purépecha con la religión católica, algo muy característico de esta región donde se asentó Don Vasco de Quiroga, quien realizo obras en beneficio de la población indígena de Michoacán creando el concepto de pueblos-hospitales.

También descubre en México:

¿Aún no tienes arbolito de Navidad? Lánzate a Michoacán por uno natural 

Comentarios


Linea

 Te puede interesar